Alimentos estimulantes para aumentar la productividad

Existen alimentos y hábitos que te pueden ayudar a incrementar tu productividad y darte la energía necesaria para afrontar el día. Estos son algunos de ellos:

Un desayuno completo

Un desayuno nutritivo es fundamental para “despertar” a tu cerebro y comenzar el día con energía. Incluye lácteos bajos en grasas (leche, yogur, quesos blancos, ricota) o leches vegetales, cereales integrales, frutas frescas, e infusiones como té, café, o mate cocido.

Agua

La hidratación es fundamental para que te mantengas estimulado durante tu jornada laboral o día de estudio. Bebe al menos 2 litros de agua fresca por día, además de todas las infusiones, frutas y vegetales que son ricas en agua. Cuando sientes sed ya estás con un ligero estado de deshidratación que se puede manifestar con molestos dolores de cabeza.

Café
La cafeína presente en los granos de café le confiere a esta bebida su poder energizante y estimulante, no solo a nivel cognitivo sino también a nivel físico. Mejora la memoria, aumenta la concentración e incluso se ha probado que el consumo de dosis moderadas de cafeína antes de la actividad física puede mejorar el rendimiento.

Como la ingesta excesiva de café se asocia con insomnio, acidez estomacal y taquicardia, es recomendable que no superes las dos o tres tazas de café al día. También puedes agregar unos granos de café a batidos con lácteos y frutas para obtener una bebida estimulante natural.

Té verde

El té verde también contiene cafeína que actúa como estimulante, aunque también es una fuente de L-teanina que es un relajante, por lo que esta combinación te asegura un incremento de tus niveles de energía, pero sin que te sientas nervioso o alarmado.

Chocolate amargo

El chocolate amargo es un vigorizante y estimulante a nivel intelectual y físico, ya que es el tipo de chocolate que posee más pasta de cacao. Se debe elegir el chocolate amargo con 70-80% de cacao para obtener dosis suficientes de feniletilamina y triptófano (precursor de la serotonina).

La feniletilamina y la serotonina se relacionan con un incremento de la sensación de bienestar y del deseo sexual, mientras que la teobromina y la cafeína presentes en el cacao incrementan los niveles de energía.

Yerba mate

La yerba mate es muy consumida en par de sudamérica y es rica en cafeína que estimula la actividad mental, fomenta la concentración, mejora la resistencia al cansancio, y proporciona energía. No solo se puede beber en forma de mate cebado o mate cocido, sino que también se puede utilizar para elaborar jugos y licuados energizantes.

Maca
La maca andina mejora el desempeño deportivo, brinda una sensación generalizada de bienestar, incrementa la memoria y la concentración, y aumenta la libido. La maca te ayuda a adaptarte a las situaciones estresantes y combate la falta de energía, los estados depresivos y el cansancio.

La maca se pueden consumir en su estado natural, como polvo para elaborar infusiones, batidos, ‘smoothies’, etc.

Ginseng

El ginseng es un potente activador del sistema nervioso central y energizante que se asocia con menores niveles de estrés, mayor concentración, menor ansiedad y mejora del rendimiento físico e intelectual. Al igual que la maca, los deportistas pueden consumir ginseng.

Puedes consumir al ginseng en forma de infusiones, extracto e incluso puedes hervir la raíz o cocinarla al vapor e incorporar todos sus beneficios.

Guaraná

Los frutos de la planta de guaraná contienen muchísima cafeína, más aún que los granos de café. Lo puedes consumir en polvo, en refrescos o en forma de té para aprovechar sus propiedades estimulantes y revitalizantes.

Contraindicaciones de los estimulantes

Los estimulantes mencionados anteriormente se encuentran en su estado natural y generalmente son muy seguros. Sin embargo, los suplementos de estos energizantes contienen sus ingredientes más concentrados y pueden resultar perjudiciales en ciertas condiciones, por lo que se recomienda que embarazadas, lactantes, niños y personas con enfermedades de base consulten a su médico para prevenir posibles efectos adversos.

Comparte tu comentario